fbpx

PREVENCIÓN Y CONTROL DE PLAGAS DE MOLUSCOS EN EL CULTIVO DEL CAMARÓN MARINO

Mejillones
Dr. Carlos Ching

Dr. Carlos Ching

30 años de experiencia en sector camaronero de Perú, Colombia, Ecuador y Asia.
Gerente de Asistencia Técnica en bioFeeder S.A.S

Introducción

El incremento de la materia orgánica en un ambiente acuático como los estanques de cultivo de camarón puede ocasionar un exceso de poblaciones de moluscos, convirtiéndose en una seria plaga difícil de controlar. Una de las maneras en que la materia orgánica llega a los ambientes acuáticos que rodean las zonas de producción de camarón, es a través de los efluentes de las mismas camaroneras que enriquecen ambientes aledaños como los bosques de manglares donde, varias especies de moluscos consumen las partículas orgánicas en suspensión para crecer y multiplicarse, cerrando finalmente el ciclo de vida cuando ingresan como larvas a los estanques de cultivo.

La presencia de plaga de moluscos en el cultivo de camarón puede reducir la alcalinidad a niveles críticos y a su vez, ocasionar una fuerte disminución de las poblaciones de fitoplancton, fuente de la productividad natural de los estanques de cultivo, además de la producción de oxígeno.

Las plagas de moluscos también interfieren en la alimentación del camarón al invadir las zonas de alimentación del camarón y, por último, algunas especies de estos moluscos son vectores de parásitos protozoarios como las gregarinas conocidas por causar enfermedades.Estas continuas y excesivas infestaciones de moluscos en camaroneras (Figura 1), han hecho que los cultivadores de camarón implementen protocolos de prevención y tratamientos que involucran el uso de químicos, control biológico e incluso la erradicación mecánica o manual.

Figura 1. Luego de la cosecha se observa el fondo de un estanque de cultivo y todo tipo de sustrato del estanque de cultivo casi totalmente colonizado por poblaciones de mejillones.
Figura 1. Luego de la cosecha se observa el fondo de un estanque de cultivo y todo tipo de sustrato del estanque de cultivo casi totalmente colonizado por poblaciones de mejillones.

Ciclo de vida de los moluscos

Ciclo de vida de los moluscos
Figura 2. Ciclo de vida del mejillón, donde un adulto libera huevos para ser fertilizados y convertirse en larvas (Trocófora y Veliger) que luego buscarán adherirse a sustratos para completar la formación de sus conchas en la etapa juvenil cuando cumplen 15 días de edad.

La detección más temprana de una invasión de moluscos se puede hacer con red de plancton con apertura de 20 micras, logrando así atrapar las larvas de moluscos que tienen un rango de tamaño entre 40 a 60 micras. Por otro lado, en caso que los moluscos no fueran detectados en sus etapas larvales, entonces se recomienda el uso de redes fijas en los ingresos de agua o canales de distribución de agua que sirvan de sustrato a los juveniles que las colonizan (Figura 3).

Los moluscos y en especial varias especies de mejillones resisten a un amplio rango de salinidad y temperatura, por eso tienen la facilidad de reproducirse en cualquier ambiente acuático. Los moluscos adultos consumen fitoplancton a través de una filtración eficiente de 6 a 9 litros de agua por hora. Por otro lado, los moluscos también absorben Carbonato de calcio para el mantenimiento y crecimiento de sus conchas, lo cual produce un descenso de la alcalinidad del agua, llegando incluso a niveles menores de 80 ppm, nivel donde se inicia la mortalidad de los camarones.

 Para tener una idea de las pérdidas económicas que causan estas plagas de moluscos, se realizó un estudio en una camaronera colombiana, donde se evaluó la plaga del mejillón Mytilopsis Trautwineana a densidades de siembra de 20 PL/m2 durante dos ciclos de un año. Los resultados dieron que la supervivencia de los camarones se redujo de 76.1 % al 61.2 % y su crecimiento bajo 20%. Basado en lo anterior, se logró estimar que la invasión de los mejillones ocasionó pérdidas por un monto de US$9,000 dólares/ha/año (Aldridge et al. 2008).

Mallas en ingreso de agua (izquierda) y tiras de polipropileno en canales de distribución de agua (derecha) usadas para detectar juveniles de moluscos
Figura 3. Mallas en ingreso de agua (izquierda) y tiras de polipropileno en canales de distribución de agua (derecha) usadas para detectar juveniles de moluscos.

Métodos de Control Moluscos

Como se mencionó anteriormente, existe variedad de tratamientos de control de moluscos, unos con más eficacia que otros, dependiendo de la forma de su aplicación y sobre todo en qué etapa del ciclo de vida del molusco se usan. Para describir estos métodos de control, los vamos a agrupar en tres tipos: Control Biológico, Control Químico y Control Mecánico; los cuales describiremos a continuación.

Control Biológico

Para el control bilógico de moluscos en estanques de cultivo es necesario sembrar larvas mayores a PL30 o camarones juveniles mayores a 1.0 g, los cuales se convierten en la especie depredadora de las larvas de moluscos. Estos juveniles provenientes de pre-criaderos, depredan a las larvas de moluscos (trocóforos y veligers) cuando ingresan a los estanques de cultivo (Figura 4).

Métodos de Control Moluscos
Figura 4. Larva de camarón depredando zooplancton (foto izquierda) y el contenido intestinal de un juvenil de camarón que ha ingerido juveniles de mejillón (foto derecha). Obsérvese restos de conchas dentro de los círculos rojos (Foto: J. Cuellar tomada de Lodeiros & Torres, 2018).

Este control biológico con juveniles de camarón transferidos de pre-criaderos (cultivos multifásicos) es un método muy efectivo, amigable con el medio ambiente y además tiene el menor costo. Cabe mencionar que, cuanto mayor sea el tamaño de los juveniles de camarón sembrados, más rápida será la erradicación de las larvas de moluscos. Sin embargo, en cultivos multifásicos es necesario implementar diferentes formas de control de moluscos desde la primera fase de cultivo o pre-cría cuando las larvas de camarón son muy pequeñas y no pueden depredar a las larvas de moluscos.

Control Mecánico

Es importante mencionar que las plagas de moluscos son muy difíciles de controlar cuando están en la etapa adulta, ya que poseen mecanismos que les permiten sobrevivir a tratamientos químicos cerrando sus valvas (en el caso de los bivalvos) u opérculos (en el caso de los caracoles) para no absorber sustancias químicas por largos periodos de tiempo. En este caso se recomienda la remoción mecánica.

El método mecánico de erradicación de moluscos se puede realizar manualmente o con maquinaria dependiendo de las dimensiones del terreno del estanque invadido. Cuando la invasión de moluscos está focalizada en pequeñas áreas del estanque, la remoción manual es efectiva, pero si la invasión abarca áreas grandes del estanque, entonces es necesario usar maquinaria pesada como una excavadora de brazo largo para erradicarlos. Si la invasión de moluscos se concentra por las orillas de los estanques, entonces es necesario bajar los niveles de agua del estanque hasta que las poblaciones de moluscos queden expuestas en las orillas.

Por otro lado, si todo el fondo del estanque ha sido colonizado totalmente por moluscos adultos, es preferible transferir los camarones a otro estanque e iniciar un tratamiento del estanque sin agua. De no ser posible hacer la transferencia de los camarones a otro estanque, se recomienda mantener un mínimo de alcalinidad (>100ppm) con la aplicación de Carbonato de calcio o cosechar el estanque si los camarones ya tienen valor comercial.

Control Químico

El control químico de moluscos consiste en la aplicación de productos comerciales en diferentes concentraciones que dependen de la etapa de vida del molusco y su efectividad. Esta efectividad de los químicos es mayor si se aplican a las larvas de moluscos, pues cuando se detectan a los moluscos juveniles, se necesitará mayor concentración de los químicos y así el tratamiento será más costoso.

Los químicos más usados para el control de moluscos son la saponina y el sulfato de cobre. La saponina, que es de origen vegetal (puede provenir de la yuca, soya, quinua, semilla de té, alfalfa, etc.), La saponina es efectiva en una dosis de 10 kg/ha para erradicar larvas de moluscos y 20 Kilos/ha para erradicar los juveniles de moluscos. Cabe enfatizar que, el tratamiento con saponina en el agua de cultivo no es tan perjudicial como el del sulfato de cobre que tiende a eliminar poblaciones de fitoplancton y reducir la alcalinidad del agua. Además, se debe tener cuidado de que dosis altas de sulfato de cobre, pues puede causar mortalidad de los camarones, sobre todo cuando el pH del agua está bajo (Figura 5).

Es importante mencionar que no es recomendable usar una mezcla de saponina y sulfato de cobre para el tratamiento de moluscos, pues la saponina impedirá que el cobre liberado en el agua sea absorbido por el sedimento y de esta manera aumente la concentración de cobre en el agua, causando estrés e incluso mortalidad a los camarones (Gusiatin & Klimiuk, 2012). Otros tratamientos químicos que involucran el uso de ácidos orgánicos, peróxido de hidrógeno y cloro entre otros, se hacen inviables por su alto costo y baja efectividad.

altas dosis de sulfato de cobre en el agua pueden ser tóxicas y causar mortalidad al camarón cuando el pH está bajo
Figura 5. Aplicación de altas dosis de sulfato de cobre en el agua pueden ser tóxicas y causar mortalidad al camarón cuando el pH está bajo (Boyd, 2015).

La efectividad y costo de un tratamiento para controlar moluscos se basa en el mejor momento en que se aplica determinado tratamiento; se recomienda que, cuanto más pronta se haga su aplicación, se necesitará menos dosis y el costo de erradicar esta plaga será menor. Para lograr una efectiva prevención de las plagas de moluscos es necesario conocer el ciclo de vida de estos (Figura 2).

Prevención de plagas de moluscos 

        

La prevención de la plaga de moluscos se inicia desde la preparación del estanque y sobre todo, se vuelve muy importante si la piscina ha sido infestada en el ciclo anterior. Maquinaria pesada como tractores de oruga o motoniveladoras pueden rápidamente limpiar los fondos invadidos con conchas de moluscos luego de un necesario periodo de secado (Figura 6). Esto es recomendable porque, si no se erradican las conchas, la próxima plaga de moluscos en el siguiente ciclo aprovechará las conchas como sustratos formando condominios de conchas.

Figura 6. Tractor de oruga limpiando piscina que fue invadida por mejillones. Sin este tratamiento se forman hasta 5 capas de conchas en el siguiente ciclo. (Foto de autores).
Figura 6. Tractor de oruga limpiando piscina que fue invadida por mejillones. Sin este tratamiento se forman hasta 5 capas de conchas en el siguiente ciclo. (Foto de autores).

Por último, antes del llenado de agua se deben remover las conchas de todos los implementos empleados el ciclo anterior como comederos, tuberías, flotadores de aireadores, tablas de compuertas y otros, para evitar ser usados como sustratos de colonización nuevamente. Además de la remoción de conchas, es recomendable un pintado de estos aparatos y de las compuertas de ingreso de agua con una mezcla de sulfato de cobre, cal y goma de pintar para eliminar las larvas de los moluscos cuando se llene de agua el estanque (Figura 7).

Figura 7. Tratamiento preventivo de una mezcla de sulfato de cobre, cal y goma de pintar para aplicar en compuertas de ingreso de agua y erradicar las larvas de moluscos durante el llenado de agua en un estanque de cultivo. (Foto de los autores).
Figura 7. Tratamiento preventivo de una mezcla de sulfato de cobre, cal y goma de pintar para aplicar en compuertas de ingreso de agua y erradicar las larvas de moluscos durante el llenado de agua en un estanque de cultivo. (Foto de los autores).

Cabe mencionar, que en algunas camaroneras donde la invasión de moluscos se ha vuelto crónica (todo el año), la aplicación preventiva de saponina (a razón de 10 kg/ha) se ha implementado como parte del protocolo de preparación de estanques durante el llenado de agua para la siembra de larvas (Figura 8).

Figura 8. Un tratamiento preventivo de saponina (10 kg/ha) es muy efectivo cuando se detectan larvas de moluscos, incluso se podría usar como protocolo en la época seca del año.
Figura 8. Un tratamiento preventivo de saponina (10 kg/ha) es muy efectivo cuando se detectan larvas de moluscos, incluso se podría usar como protocolo en la época seca del año.

Bibliografías

  • Aldridge D.C., M. Salazar, A. Serna & J. Cock. 2008. Density-dependent effects of a new invasive false mussel, Mytilopsis trautwineana (Tryon 1866) on shrimp, Litopenaeus vannamei (Boone 1931), aquaculture in Colombia. Aquaculture Vol.281 (1-4):34-42.
  • Lodeiros C. & G. Torres. 2018. Moluscos invasores en piscinas de cultivo de camarón. Acuacultura (CNA): 25 – 31.
  • Gusiatin Z.M. & E. Klimiuk. 2012. Metal (Cu, Cd and Zn) removal and stabilization during multiple soil washing by saponin. Chemosphere, Volume 86, Issue 4, Pages 383-391
  • Boyd C. 2015. Examining copper use in aquaculture. Global Aquaculture Advocate 5pp.

Si te gusto! Ayúdanos compartiendo...

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin

3 comentarios en “PREVENCIÓN Y CONTROL DE PLAGAS DE MOLUSCOS EN EL CULTIVO DEL CAMARÓN MARINO”

  1. Luis Fernando Burbano

    Excelente información para el manejo de esta plaga que afecta mucho en muchas zonas de nuestra Costa Ecuatoriana a los cultivos de camarón . En mi experiencia usé colectores de malla en el canal reservorio pero aún así llega a las piscinas una buena parte. Cuando los fondos de las piscinas tienen, lo mejor es arar con una rastra y canguro en seco para romper y oxigenar el fondo.
    Saludo Dr espero verlo pronto
    Luis Fernando Burbano
    Ing Ac.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba